elecciones municipales

Luchar por el empleo desde el Ayuntamiento de Madrid

Acto de campaña en Villa de Vallecas. Foto de Agustín Millán

Una de las medidas votadas como prioritarias en el programa de Ahora Madrid fue la de “Parar la privatización de los servicios públicos, la externalización de servicios municipales a grandes empresas y la venta de patrimonio público”. La ciudad de Madrid tiene unos 250.000 trabajadores en paro, un 16% de la población activa. El paro se reparte de forma tan desigual como la riqueza, castigando especialmente a los barrios con mayor presencia de familias trabajadoras. Todos los distritos del sur de Madrid están por encima de la media. El porcentaje de desempleo en Vallecas o en Villaverde es más del doble que en Chamartín o Salamanca. Los 11 distritos con una tasa de paro por encima de la media suponen el 65% de todos los trabajadores sin empleo de la ciudad. El paro y la precariedad son la causa de la pobreza creciente que afecta cada vez a un número mayor de familias. Por supuesto, el Ayuntamiento no puede resolver todo el problema del desempleo ni las lacras sociales que arrastra esta sociedad, pero puede pasar de ser parte del problema a ser parte de la solución y convertirse en un bastión más para garantizar unas condiciones de vida dignas a la mayoría de la sociedad, en lugar de facilitar el enriquecimiento de una minoría.

Vermú y paella municipalista

Fecha: 
Domingo, 10 Mayo, 2015 - 12:00
Convocatoria de la paella municipalista

En el Centro Social de Entrevías, Calle Calera Pita, 3, esquina con la Avenida de Entrevías (al lado de la Iglesia San Carlos Borromeo)

12:00 Vermú con la candidatura.

Conversatorio con Esther Gómez Morante, Mauricio Valiente y Guillermo Zapata.

14:30 Paella municipalista

Bono ayuda: 5€

Autobuses: 24 y 102

RENFE: Estación de Asamblea de Madrid - Entrevías

Madrid y la posibilidad de un cambio real

Logotipo de las marchas de la dignidad

Se acaba el curso político con una gran expectativa. A inicios de año se palpaba un cierto desaliento en algunos sectores de la izquierda y los movimientos sociales ante lo que se consideraba un proceso paulatino de desmovilización. Sin embargo, las marchas de la dignidad celebradas el 22 de marzo que culminaron en Madrid demostraron el enorme potencial del descontento social. Las elecciones europeas han supuesto un avance de Izquierda Unida, Podemos y distintas expresiones de la izquierda, lo que ha generado esperanzas aunque también cierta desorientación ante la dificultad de construir una alternativa unitaria sólida. Nada está escrito de antemano, pero trabajaremos para convertir las próximas elecciones municipales y autonómicas en un “22M” político, que permita dar la sorpresa y enterrar el bipartidismo, devolver a la ciudadanía trabajadora su protagonismo y acabar con las políticas neoliberales.

Páginas