Mi candidatura a las primarias de IUCM para el Ayuntamiento de Madrid

el poder de la gente

Izquierda Unida en la Comunidad de Madrid ha aprobado la realización de un proceso de primarias abiertas para elegir a sus cabezas de lista en el Ayuntamiento y en la Asamblea de Madrid. Una apuesta por la participación más amplia con el objetivo de sumar fuerzas para desalojar al Partido Popular de ambas instituciones y derrotar al bipartidismo, que ha instaurado un régimen de privilegios para una minoría y de exclusión de derechos para la mayoría.

No es un momento fácil. El escándalo de lo sucedido en Bankia, que conmociona nuestra sociedad, demuestra hasta qué punto los intereses privados han puesto a su servicio a las instituciones públicas, implicando a nuestra organización en una gestión que ha llevado al expolio del patrimonio de toda la ciudadanía y a la privatización de un instrumento fundamental para cambiar de políticas en nuestro país.

Frente a esta realidad, no es el momento de agachar la cabeza o mirar hacia otro lado; los que siempre hemos defendido y practicado la democracia, la participación y la ética revolucionaria en la izquierda y en el movimiento popular, debemos dar un paso al frente. Yo lo hago anunciando mi candidatura para encabezar la lista de Izquierda Unida al Ayuntamiento de Madrid, para derrotar al PP, para dar un golpe al bipartidismo, para ponernos como organización al servicio del proceso de unidad popular que se está construyendo y para instaurar una nueva forma de hacer política en la izquierda.

  • Mi compromiso, como no podría ser de otra forma, es defender y aplicar el programa de Izquierda Unida que construyamos entre todos y todas, y que debatiremos junto a los miles de simpatizantes a los que animo a participar desde ahora en todo el proceso; defender y aplicar la política de rebelión democrática y proceso constituyente aprobada por nuestra última Asamblea Federal, que en las instituciones locales significa la defensa del autogobierno local, la participación ciudadana más amplia en la gestión política, auditar la deuda ilegitima que ahoga las políticas sociales y municipalizar los servicios públicos privatizados.
  • Mi compromiso es impulsar una nueva forma de hacer política que ponga la acción institucional al servicio de la lucha popular y los movimientos sociales, para lo cual aportaré mi experiencia desde los mismos que ha sido central en mi vida militante; será fundamental para ello el desarrollo del recientemente constituido Consejo de Madrid Ciudad de IU y la defensa en todos los ámbitos de las primarias abiertas como el mejor instrumento para garantizar la participación del conjunto de la organización y su entorno.
  • Mi compromiso es poner todo el acento en construir la unidad popular necesaria para ser capaces de derrotar al PP y al bipartidismo en las próximas elecciones, por lo que el proceso de IU en la Comunidad de Madrid, como aprobó su Consejo Político Regional, se volcará en aportar al éxito de Ganemos Madrid como espacio de la más amplia participación ciudadana y de unidad de todas las fuerzas que defienden un cambio real.

Aporto mi experiencia como activista en movimientos pacifistas, vecinales, antirracistas, de solidaridad con los pueblos, contra la represión, de defensa de los derechos de los inmigrantes, en la lucha contra la impunidad y en el movimiento contra los desahucios. Mi trabajo como abogado en el ámbito social, que nunca he dejado de desarrollar. Cuando hace tres años pedí una excedencia en mi puesto de trabajo, lo hice muy consciente que era una apuesta temporal para contribuir de otra forma a cómo lo venía haciendo desde que comenzó mi vida militante hace más de 25 años. De la misma manera doy ahora este paso adelante.

El momento que vivimos es único. La movilización social ha demostrado que es posible derrotar las políticas de privatización y recortes. Hoy vivimos una oportunidad histórica para dar un giro a la orientación política de nuestra ciudad y nuestro país. Sin Izquierda Unida no será posible una unidad popular con la necesaria base social organizada. Nuestra militancia en los barrios de Madrid es nuestro mejor patrimonio y la mejor garantía para un proceso constituido desde la base. Hay mucho que cambiar, mucho que movilizar, mucho que ganar para conseguirlo. ¡No perdamos esta oportunidad!