CON MAURICO VALIENTE QUE MANTIENE VIVA LA ILUSIÓN DE UNA GRAN PARTE DE LA MILITANCIA DE IU Y DE LA IZQUIERDA SOCIAL EN MADRID

En la izquierda hemos aprendido lo caro que puede pagarse la pérdida de la memoria. La historia es un elemento imprescindible en el desarrollo de los procesos políticos que aspiran a transformar un sistema económico, político y social. A esa historia, a esos procesos, contribuyen las personas, los individuos, con sus aportaciones, sus compromisos, su activismo y su dedicación. La entrega de la militancia de IU en la Comunidad de Madrid está jalonada de momentos épicos a lo largo de los últimos 20 años. Uno de esos momentos fue el del año 2007, cuando en Madrid capital surgió un movimiento militante que propugnaba la necesidad de abrir ventanas, de renovar dirigentes, de democratizar la organización y de cambiar los métodos arraigados en nuestra formación y que tan contraproducentes estaban siendo ya entonces. Además de la defensa de los derechos de la militancia, este movimiento trató de devolver la coherencia de la actuación de IU con respecto a su programa, después de años apoyando el proyecto olímpico o medidas como la operación de la Ciudad Deportiva del Real Madrid. Esa reacción militante culminó en unas elecciones primarias que supusieron el primer aldabonazo contra unos dirigentes afincados en sus tronas que se negaron a dar un paso atrás.

En esa lucha estuvo, como siempre, como en todas aquellas que llevan al proceso a avanzar internamente y, por tanto, socialmente, Mauricio Valiente. Aquellas primarias han traído éstas en las que nos encontramos en la actualidad. Y es necesario recordar las biografías de los candidatos porque la coherencia en el compromiso y en las posiciones políticas es un valor añadido hoy en desuso. Mauricio Valiente tiene una trayectoria intachable en su lucha, en su compromiso y en su activismo pero, sobre todo, tiene ese valor añadido de haberse sabido mantener siempre coherente con sus posiciones dentro y fuera de IU. Ha defendido siempre la necesidad de que Madrid-ciudad tenga plenas competencias y ha luchado contra el aparato de IUCM para lograr transformar nuestra organización. No se pueden defender posiciones un día y las contrarias al siguiente, cuando ya se es cargo público. La limitación de mandatos en los cargos públicos, la apuesta por Madrid-ciudad con plenas competencias, la necesidad de renovar a los dirigentes enquistados en políticas oscuras y métodos antidemocráticos (sirva de botón de muestra Bankia), determinan la coherencia de unos candidatos frente a otros que transmutaron posiciones y se convirtieron en parte del viejo aparato en cuanto fueron cargos públicos.

El contexto de hoy dista mucho de lo que ocurría en el 2007. Los movimientos sociales y políticos surgidos no han encontrado en IUCM su cauce de expresión, y nos obliga a ser exquisitos con aquello que estamos dispuestos a ofrecer y a realizar. El esperpento de nuestros representantes en Caja Madrid alcanza tintes dramáticos en estos momentos en los que, una vez más, esos dirigentes vetustos vuelven a aferrarse a los cargos sin asumir las responsabilidades políticas que directamente les corresponden. Que nuestra oferta electoral esté limpia de esa carga de responsabilidad en lo que ha ocurrido en Bankia es sustancial para esos movimientos espontáneos que están esperando ver si seguimos siendo una opción real para combatir el régimen o nos hundimos en el lodo de la indefinición, los intereses personales y los transfuguismos políticos.

No tenemos duda de que la candidatura de Mauricio Valiente al Ayuntamiento de Madrid es la que se presenta despojada de esa carga y la que genera esa necesaria ilusión para la militancia y para esos electores que reclaman a IU un cambio absoluto en las formas de hacer, y expresa el cambio que estamos viviendo, el movimiento que tiende a transformar la sociedad y que ha chocado con las barreras de los aparatos esclerotizados. Por eso hoy hemos querido recordar de dónde viene cada uno y, sin ningún género de dudas, hacia dónde cabalgan los militantes que concurren en estas primarias. Es ahora a la militancia a quien corresponde la responsabilidad de sacar adelante a IU como instrumento y referente de transformación para esa corriente social que nos reclama. Todavía tenemos impulso e ilusión y compañeros como Mauricio nos estimulan a seguir adelante.

 

Virginia Díaz (Asamblea de Tetuán)

Alberto Arregui (Asamblea de Vicálvaro)

Enrique Santiago (Asamblea de Chamberí)

Ivan Cases (Asamblea de Tetuán)

Antonio Bellver (Asamblea de Tetuán)

Luis Arribas (Asamblea de Tetuán)

Francisco Barrueco (Asamblea de Tetuán)

Mª Rosario Beamonte (Asamblea de Tetuán)

Inés Campillo (Asamblea de Tetuán)

Alexandro Canay (Asamblea de Tetuán)

Maite Delgado (Asamblea de Tetuán)

Francisco García (Asamblea de Tetuán)

Jesús Guerra (Asamblea de Tetuán)

Lucía Martínez (Asamblea de Tetuán)

Mercedes Rosales (Asamblea de Tetuán)

Carlos Ruíz (Asamblea de Tetuán)

Jorge Sola(Asamblea de Tetuán)

Francisco Vigueras (Asamblea de Tetuán)

Luis Gracia (Asamblea de Tetuán)

Ramón Utrera (Asamblea de Tetuán)