El CIE de Aluche, una vergüenza en la Comunidad de Madrid

Campaña contra los CIES de IU

A raíz del video hecho público el miércoles 17 de septiembre por la Cadena Ser, donde se puede constatar con toda crudeza el maltrato por parte de la policía a un extranjero en el Centro de Internamiento de Aluche, se ha reavivado la polémica sobre la existencia de este tipo de “cárceles” para inmigrantes y la ausencia de control de lo que sucede en las mismas.

La delegada del Gobierno y el presidente de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes e Ignacio González, se han echado en cara la gravedad de lo que sucede y la necesidad de llevar a cabo una investigación exhaustiva, aunque por razones claramente electoralistas. El inefable Salvador Victoria ha llegado a decir que no sabe dónde empiezan las competencias de la Delegación del Gobierno y las del Ministerio del Interior, con la evidente finalidad de atacar a su enemigo interno en el PP.

Aprovecharé esta polémica para llevar a la Asamblea de Madrid a inicios de octubre, cuando de inicia el periodo oficial de sesiones, la realidad de esa vergüenza que es el CIE de Aluche y pedir desde el grupo parlamentario de IU su inmediato cierre, aunque con toda probabilidad el PP hará todo lo posible por censurar el debate, como ha venido haciendo hasta ahora.

Cuando el Consejo de Ministros aprobó el pasado marzo, con más de tres años de retraso, el reglamento que regula el funcionamiento de los Centros de Internamiento para Extranjeros, el Área de Migraciones de Izquierda Unida denunció que no suponía ninguna novedad efectiva y que apostaba por un modelo represor muy peligroso. Un modelo pactado y compartido entre el PP y el PSOE que se expresa también en la gestión de las fronteras y en el conjunto de la legislación en materia de migración.

Numerosos informes de organizaciones sociales que han realizado un trabajo sistemático a partir de testimonios de internos y familiares, así como organismos internacionales como el Consejo de Europa o la propia ONU, han señalado al Gobierno español como violador de derechos humanos.

Como prueba el video, la mayoría de las agresiones se producen en el momento del traslado de los inmigrantes al aeropuerto para ejecutar las órdenes de expulsión, en un agujero negro en las medidas de control que no es inocente. En las visitas que he podido realizar al CIE de Aluche siempre he podido constatar cómo, a pesar de la retórica, las medidas de control no eran suficientes para descartar el riesgo de violencia y tortura. Los responsables policiales y del Ministerio del Interior no pueden alegar ignorancia.

Ante lo reiterado de las denuncias y la gravedad de lo que prueba el video publicado por la Cadena Ser, ya no cabe confiar en las medidas que pueda adoptar el Ministerio del Interior, es necesario y urgente que los jueces encargados del seguimiento de los CIES persigan este tipo de hechos y cese la impunidad de una vez por todas, así como la presencia de la oficina del Defensor del Pueblo, organismo responsable de fiscalizar estas instituciones como garante de la normativa internacional de prevención de la tortura.

Aunque esto serán sólo medidas de urgencia, nunca dejaremos de recordar desde Izquierda Unida que los CIES son una institución que debería desaparecer, ya que presuponen la privación de libertad de una persona por el sólo hecho de concurrir una infracción administrativa, lo cual contradice principios básicos de derechos humanos y establece un dualidad muy peligrosa en función de la situación de residencia de las personas.