Los bomberos de Madrid, entre los recortes y la privatización

Concentración en Sol de los bomberos de la Comunidad de Madrid

El martes 4 de febrero se reunió la Comisión de Presidencia y Justicia de la asamblea de Madrid. Compareció a petición de IU el coordinador de los bomberos de CCOO en la Comunidad de Madrid, José Manuel Izquierdo, para informar sobre su situación tras los sucesivos recortes, incumplimientos, despilfarros y privatizaciones del Gobierno regional. Para comenzar,  José Manuel Izquierdo empezó definiendo el trabajo que realizan y el servicio que prestan. El cuerpo de bomberos al que pertenece es un servicio público multitarea que responde en cada momento a las necesidades de la ciudadanía. Son un servicio público y que quieren seguir siéndolo.

Sin embargo, preocupa la continuidad del servicio público, ya que la gestión del Gobierno regional es pobre e ineficaz, y esto no es inherente a su condición de públicos sino que tiene responsables con nombres y apellidos. Como representante de CCOO, José Manuel Izquierdo, no quiso pasar por alto el ataque generalizado a los bomberos de la Comunidad de Madrid y mostró también su solidaridad con el resto de trabajadores y trabajadoras.

El estado del personal de bomberos de la Comunidad de Madrid es de emergencia absoluta. Las plantillas son muy escasas y no se han cubierto las jubilaciones. Desde 2005 hasta hoy hay un déficit de plazas de unos 300 trabajadores, descontando los 81 que acaban de incorporarse. Y si a nivel de bomberos esta falta de reposición es importante, se hace insostenible a la hora de los cuadros intermedios de mandos. Sólo disponen de 30 jefes de equipo y 69 jefes de dotación cuando realmente necesitan un total de 108. Ante esta situación, el coordinador de CCOO en bomberos propuso la duplicación de la plantilla, algo que pudiera parecer excesivo, pero que resulta imprescindible para que puedan llevar a cabo de manera normal sus actividades.

A la falta de personal que sufren los Bomberos de la Comunidad de Madrid, se suma una nefasta gestión y una nula existencia de organización y de estructura dentro del cuerpo. Algo en lo que insistió mucho José Manuel Izquierdo, al denunciar que nadie les plantea objetivos, planes a corto, medio o largo plazo y que no existe ninguna planificación.

Pero los problemas no acaban aquí. Los bomberos de la Comunidad de Madrid firmaron un acuerdo con el Gobierno regional para fijar los horarios, el personal y la formación. Acuerdo que se incumple de manera sistemática. En el mes de noviembre solo se cubrieron 20 plazas de las 61 acordadas. Además, en este proceso se introdujo la figura del interino, una figura de muy difícil aplicación en un cuerpo tan especializado.

Por último, durante su intervención decidió detenerse unos instantes en otro problema grave: la formación y su privatización. Medida a la que tanto CCOO como nuestro grupo parlamentario se oponen frontalmente, ya que es ineficaz, más cara y se está enfrentando a un rechazo generalizado.

Al finalizar su primera intervención, pasó el turno a los grupos parlamentarios que tuvieron la ocasión de reaccionar a la comparecencia. Todos los grupos excepto el PP se enfocaron en la falta de parques de bomberos operativos en la Comunidad de Madrid, algo en lo que insistió el coordinador de CC.OO. Durante la intervención de IU, se denunció la situación alarmante en la que se encuentra el servicio público, el afán privatizador del PP y la solidaridad con el bombero del Ayuntamiento de Madrid, que fue detenido el otro día durante la manifestación en apoyo a Gamonal, en el enésimo intento de criminalizar la protesta social.

Para concluir, José Manuel Izquierdo, respondió a las cuestiones que plantearon los grupos parlamentarios. Cabe destacar su insistencia en la apertura del parque de bomberos en Villarejo, una necesidad muchas veces recordada por la oposición. Esto se debe a que los pueblos que se encuentran en la frontera este de la Comunidad de Madrid necesitan esperar 45 minutos para recibir respuesta.

No será la última iniciativa sobre bomberos y protección ciudadana que impulsará IU en esta legislatura. Así lo requiere la defensa de este servicio público, del INFOMA y las legítimas reivindicaciones de sus empleados.